Archivo de la etiqueta: Cachemira

Kashmir: la guerra secreta

Ayer (sábado) se dieron por acabados, oficialmente, los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad indias y los pocos terroristas islamistas que aún continuaban con el asedio a la ciudad de Bombay. El trágico balance de los dos días de ataques ha sido de 195 muertos. Por supuesto, las consecuencias políticas no se han hecho esperar: las autoridades indias acusan al gobierno de Pakistán, y éste, naturalmente, niega cualquier tipo de vinculación con el terrorismo islámico.

El sur de Asia es un foco incandescente de agitación social y política. Prueba de ello son las recientes protestas nepalíes previas a los Juegos Olímpicos, que fueron duramente reprimidas por el ejército chino, el refuerzo talibán durante los últimos meses y el conflicto ruso-georgiano. Y es que en el sur asiático, desde las tierras bañadas por el océano índico hasta prácticamente las mesetas rusas, se concentran, vertiginosamente, una ingente diversidad de comunidades étnicas y religiosas. El verdadero cráter del volcán está en la mazana de la discordia de los superpoblados Pakistán e India: Cachemira

Pakistán es un país joven; nació en 1947 después de la descolonización británica de La India. Inicialmente, se creó este Estado independiente para agrupar a los 30 millones de musulamanes de los territorios del noroeste de India y este de Afganistán. Ahora, con 165 millones de personas, las cinco provincias islámicas (Punyab, Afghania, Cachemira, Sind y Baluchistán), estan divididas arbitrariamente; China, India y Afganistán mantienen un conflicto desde entonces por la soberanía de Cachemira, la provincia de 13 millones de personas que permanece dividida entre estos tres países.

El conflicto comenzó en 1947, cuando el marajá de Cachemira, Hari Singh, un soberano hindú en un Estado con un 80% de población musulmana, decidió la incorporación de su territorio a la India para impedir el triunfo de la guerrilla favorable a Pakistán. Desde entonces, tanto Pakistán como la ONU han exigido en varias ocasiones un referéndum sobre el estatuto de Cachemira que nunca se ha celebrado.

 

Islamismo radical, políticas territoriales y armamento nuclear: el cóctel perfecto

Hay que apuntar que el inicio de los enfrentamientos tiene lugar tras firmar el Documento de Incorporación a la Unión India. La región de Cachemira gobernada por Hari Singh es ocupada por tropas indias que intentan expulsar a los pakistaníes de la región. El conflicto termina con la mediación de las Naciones Unidas en 1949, y se demarca una Línea de Control administrada por una misión de paz (se establece la Linea Durand, aún vigente).

A partir de entonces, los dos países mantienen continuos enfrentamientos políticos que terminan con la independencia de Bangladesh en 1971 (tras cruentos combates en Cachemira entre el ejército indio y el pakistaní), región islámica separada de Pakistán al este de India. Los dos gobiernos comienzan una carrera nuclear que a punto estuvo de acabar en guerra en 1998. A la coacción nuclear se sumó, en 1989, la amenaza del terrorismo islámico: en 1989 se gesta un movimiento insurgente islámico en el Estado indio de Cachemira; el grupo más grande es el pro-pakistaní Hizbul Mujahideen, que pronto se subdividirá y estrechará relaciones con Al-Qaeda.

En la Cachemira india el ejército indio tiene desplegados unos 300.000 soldados. Los servicios de inteligencia también tienen su propia unidad clandestina –al igual que el ISI, la agencia de inteligencia pakistaní que colabora con las milicias islámicas–,  cuyas funciones han consistido  históricamente en financiar a grupos insurgentes pakistaníes enfrentados a Islamabad en las regiones de Punjab y Baluchistán. En conclusión; tanto un país como otro intenta desestabilizar el equilibrio social ayudando a los grupos de presión, milicias y terroristas.

Los atentados islámicos en la India y Pakistán comienzan con la llegada de la insurgencia pro-pakistaní nacida en Cachemira, sobre todo cuando aumentan los enfrentamientos sobre la Línea de Control. Cuando las nieves bajan (el conflicto se desarrolla a una altura de 6.000 metros, el “campo de batalla más alto de la Tierra”), son usuales los enfrentamientos armados, especialmente en el glaciar de Siachen, cuya frontera no quedó demarcada en el acuerdo de Simla. Ahora, además, tras el cerco internacional a las guerrillas talibán en Afganistán, muchos grupos islamistas se introducen en Pakistán, donde son instruidos o simplemente destinados a la Yihad en Cachemira, China o India.

 Musulmanes en Cachemira

 

Fuentes:

http://www.guerraeterna.com/archives/afganistanpakistan/

http://www.truthout.org/article/south-asia-awaits-another-secret-war

http://es.wikipedia.org/wiki/Pakist%C3%A1n

http://news.bbc.co.uk/1/shared/spl/hi/south_asia/03/kashmir_future/html/3.stm

http://www.lavozdigital.es/jerez/20080612/opinion/desastre-linea-durand-20080612.html

http://www.abc.com.py/2008-11-29/articulos/474122/atentados-en-bombay-india-dejaron-195-muertos

http://www.webislam.com/?idn=12889

http://www.unhchr.ch/Huridocda/Huridoca.nsf/0/8b960f0401229d99802566f700417a8f?Opendocument

 

Deja un comentario

Archivado bajo No mirar