El fotógrafo de las Noticias Desterradas

José Cendón, fotógrafo de la agencia France Press, vive las noticias. En senjcendtido literal, es testigo de las verdades menos conocidas que tejen la historia de nuestro mundo. Fotoperiodista de prestigio, este gallego de 34 años y natural de Venezuela ha capturado los mejores instantes de los escenarios más calientes del planeta: Israel y Palestina, Colombia, Darfur,… evitando siempre asentarse en un país “donde las cosas marchan bien”. Se doctoró en los territorios del Lago Victoria, dando un gran empujón a su carrera con las tomas obtenidas a pie o a lomos de su moto: “La República Democrática del Congo es un caso aparte. Es un país casi del tamaño de Europa Occidental donde hay menos de 500 kilómetros de carreteras asfaltadas“.

Conocedor de las gentes de África, siempre busca un nuevo lugar donde mostrar al público (y como este blog, a la egocéntrica comunidad mediática), que la verdad está ahí fuera. El pasado 26 de noviembre, Cendón fue secuestrado junto a Colin Freeman, compañero de profesión, en la región de Puntlandia (Estado autónomo somalí), cuando preparaba un reportaje sobre los piratas en las aguas del Cuerno de África. La noticia, que sí ha saltado a nuestros medios, nos ha dado ha conocer el trabajo de este reportero.

Descubriendo a un fotógrafo imprescindible

Es cierto que la obra de José Cendón nos es un tanto desconocida a todos. Es lo que tiene trabajar de freelance en el culo del mundo, donde nacen las noticias desterradas. Pero lo cierto es que en su objetivo han quedado plasmadas las hambrunas, la guerra y los niños soldado de Etiopía, Sudán, Ruanda y Uganda, entre otros lugares, siempre con la intención manifiesta de “herir al público”. Su talento le ha valido para ganar el premio WorldPress Photo (otorgado por su reportaje en distintos hospitales psiquiátricos del Congo y Burundi), y el galardón Picture of the Year.

Mientras su familia teme que no sea liberado hasta después de navidad, aunque no se teme por su vida, la opinión pública comienza a conocer la obra de incalculable valor periodístico que ha desempeñado en los últimos años y la historia más reciente de África, tan desconocida, desde sus ojos. Hacen falta periodistas como Cendón, con las agallas suficienes para exprimir las armas de este oficio donde se requiere. Recomiendo deleitarse con las fotografías galardonadas y algunas otras de su trabajo en Etiopía: http://www.lavoz.es/fotos/2008/11/29/01101227981602882427336.htm

Una de las fotografias incluidas en el reportaje sobre los psiquiátricos en el Congo y Burundi (José Cendón)

Una de las fotografías incluídas en el reportaje sobre los psiquiátricos en el Congo y Burundi (José Cendón)

Fuentes 

http://blogs.periodistadigital.com/24por7.php/2008/11/27/cendon-somalia-piratas-secuestro-gallego-8976

http://www.elpais.com/articulo/Galicia/atraen/sitios/marchan/bien/elpepuespgal/20070304elpgal_16/Tes

http://www.worldpressphoto.org/index.php?option=com_photogallery&task=view&id=191&Itemid=115&bandwidth=high

http://www.wikio.es/internacional/crisis_y_conflictos/secuestros_internacionales/jose_cendon

1 comentario

Archivado bajo No escuchar

Amnesia histórica

El juez Baltasar Garzón ha abandonado el proceso de investigación de los crímenes de la Guerra Civil española. Según informaciones de Reuters: “Garzón declara extinguida la responsabilidad penal del general Francisco Franco y otros 44 cargos del régimen tras comprobar que todos han muerto”. La polémica suscitada por la apertura de dichas diligencias salpicó a todas la esfera política del país, que ya discutían sobre la Ley de Memoria Histórica presentada por el PSOE. Los medios han alimentado el debate pero, ¿han contado toda la verdad?

Amnesia

Durante la Guerra Civil y bajo el Régimen Franquista fueron numerosas las víctimas de graves abusos que el derecho internacional prohibía y condenaba como crímenes contra el derecho internacional, entre ellos, la tortura, las ejecuciones extrajudiciales; los ataques contra población civil y otros abusos comprendidos como crímenes de guerra; la persecución política, religiosa o racial, los encarcelamientos arbitrarios, los trabajos forzados y otros actos definidos como crímenes contra la humanidad.

Franco

Franco

La democracia española sentó un precedente con un proceso de transición eficaz, rápido y pacífico pese a la larga dictadura que la precedía. El principal paso fue el establecimiento de un consenso entre todas las partes en conflicto; la izquierda con la derecha. Pero treinta años después, con unos valores democráticos bien asentados en la sociedad (tanto española como europea), es importante reparar los daños de un régimen dictatorial. La ONU ha advertido a España de que es uno de los países del mundo con más fosas comunes sin abrir, le ha recordado también que los casos de genocidio y crímenes contra la humanidad no prescriben y que las leyes de punto final (como la española de Amnistía de 1977) no tienen ninguna validez.

 La Comunidad Valencia hay varias fosas comunes, una de ellas con unas 24.000 personas de las que unas 600 pueden ser niños. Los datos no se han confirmado, aunque se conoce el paradero de un gran número de ellas por todo el Estado, y se sospecha de la ubicación de otras tantas. Pero las instituciones no se prestan a ayudar: ayuntamientos gobernados por partidos poco afines a estas investigaciones y sobre todo, los representantes de la Iglesia católica en España, no proporcionan las sustanciales informaciones que poseen. El presidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela, ha declarado explícitamente estar en contra de este proceso.

La población española aún recuerda la Guerra del 36, y el Franquismo, pero ya no siente las heridas que se produjeron en este periodo tan convulso de nuestra historia. Amnistía Internacional, ante el fracaso de las instituciones en su intento de subsanar los crímenes contra la Humanidad y de exigir responsabilidades, ha elaborado una campaña en la que solicita al presidente Rodríguez Zapatero “una investigación judicial efectiva e imparcial sobre las desapariciones forzadas cometidas durante la Guerra Civil y el Franquismo”. El debate está servido, aunque no gracias a los principales medios.

http://www.foroporlamemoria.info/ (Recomendado; datos, registros, campañas, noticias,…).

http://www.guerracivil.org/

http://es.noticias.yahoo.com/especiales/memoria-historica.html

http://es.noticias.yahoo.com/9/20081128/tso-baltasar-garzon-envia-peticiones-de-5bc9ac5_1.html

http://es.noticias.yahoo.com/5/20081129/tlc-memoria-arenas-dice-a-rubalcaba-que-030607c.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Regimen_franquista

http://www.lasprovincias.es/valencia/20081130/ribera/memoria-historica-enfrenta-pspv-20081130.html

http://www.rtve.es/noticias/20081124/rouco-sobre-memoria-historica-necesario-saber-olvidar/198152.shtml

Deja un comentario

Archivado bajo No callar

Kashmir: la guerra secreta

Ayer (sábado) se dieron por acabados, oficialmente, los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad indias y los pocos terroristas islamistas que aún continuaban con el asedio a la ciudad de Bombay. El trágico balance de los dos días de ataques ha sido de 195 muertos. Por supuesto, las consecuencias políticas no se han hecho esperar: las autoridades indias acusan al gobierno de Pakistán, y éste, naturalmente, niega cualquier tipo de vinculación con el terrorismo islámico.

El sur de Asia es un foco incandescente de agitación social y política. Prueba de ello son las recientes protestas nepalíes previas a los Juegos Olímpicos, que fueron duramente reprimidas por el ejército chino, el refuerzo talibán durante los últimos meses y el conflicto ruso-georgiano. Y es que en el sur asiático, desde las tierras bañadas por el océano índico hasta prácticamente las mesetas rusas, se concentran, vertiginosamente, una ingente diversidad de comunidades étnicas y religiosas. El verdadero cráter del volcán está en la mazana de la discordia de los superpoblados Pakistán e India: Cachemira

Pakistán es un país joven; nació en 1947 después de la descolonización británica de La India. Inicialmente, se creó este Estado independiente para agrupar a los 30 millones de musulamanes de los territorios del noroeste de India y este de Afganistán. Ahora, con 165 millones de personas, las cinco provincias islámicas (Punyab, Afghania, Cachemira, Sind y Baluchistán), estan divididas arbitrariamente; China, India y Afganistán mantienen un conflicto desde entonces por la soberanía de Cachemira, la provincia de 13 millones de personas que permanece dividida entre estos tres países.

El conflicto comenzó en 1947, cuando el marajá de Cachemira, Hari Singh, un soberano hindú en un Estado con un 80% de población musulmana, decidió la incorporación de su territorio a la India para impedir el triunfo de la guerrilla favorable a Pakistán. Desde entonces, tanto Pakistán como la ONU han exigido en varias ocasiones un referéndum sobre el estatuto de Cachemira que nunca se ha celebrado.

 

Islamismo radical, políticas territoriales y armamento nuclear: el cóctel perfecto

Hay que apuntar que el inicio de los enfrentamientos tiene lugar tras firmar el Documento de Incorporación a la Unión India. La región de Cachemira gobernada por Hari Singh es ocupada por tropas indias que intentan expulsar a los pakistaníes de la región. El conflicto termina con la mediación de las Naciones Unidas en 1949, y se demarca una Línea de Control administrada por una misión de paz (se establece la Linea Durand, aún vigente).

A partir de entonces, los dos países mantienen continuos enfrentamientos políticos que terminan con la independencia de Bangladesh en 1971 (tras cruentos combates en Cachemira entre el ejército indio y el pakistaní), región islámica separada de Pakistán al este de India. Los dos gobiernos comienzan una carrera nuclear que a punto estuvo de acabar en guerra en 1998. A la coacción nuclear se sumó, en 1989, la amenaza del terrorismo islámico: en 1989 se gesta un movimiento insurgente islámico en el Estado indio de Cachemira; el grupo más grande es el pro-pakistaní Hizbul Mujahideen, que pronto se subdividirá y estrechará relaciones con Al-Qaeda.

En la Cachemira india el ejército indio tiene desplegados unos 300.000 soldados. Los servicios de inteligencia también tienen su propia unidad clandestina –al igual que el ISI, la agencia de inteligencia pakistaní que colabora con las milicias islámicas–,  cuyas funciones han consistido  históricamente en financiar a grupos insurgentes pakistaníes enfrentados a Islamabad en las regiones de Punjab y Baluchistán. En conclusión; tanto un país como otro intenta desestabilizar el equilibrio social ayudando a los grupos de presión, milicias y terroristas.

Los atentados islámicos en la India y Pakistán comienzan con la llegada de la insurgencia pro-pakistaní nacida en Cachemira, sobre todo cuando aumentan los enfrentamientos sobre la Línea de Control. Cuando las nieves bajan (el conflicto se desarrolla a una altura de 6.000 metros, el “campo de batalla más alto de la Tierra”), son usuales los enfrentamientos armados, especialmente en el glaciar de Siachen, cuya frontera no quedó demarcada en el acuerdo de Simla. Ahora, además, tras el cerco internacional a las guerrillas talibán en Afganistán, muchos grupos islamistas se introducen en Pakistán, donde son instruidos o simplemente destinados a la Yihad en Cachemira, China o India.

 Musulmanes en Cachemira

 

Fuentes:

http://www.guerraeterna.com/archives/afganistanpakistan/

http://www.truthout.org/article/south-asia-awaits-another-secret-war

http://es.wikipedia.org/wiki/Pakist%C3%A1n

http://news.bbc.co.uk/1/shared/spl/hi/south_asia/03/kashmir_future/html/3.stm

http://www.lavozdigital.es/jerez/20080612/opinion/desastre-linea-durand-20080612.html

http://www.abc.com.py/2008-11-29/articulos/474122/atentados-en-bombay-india-dejaron-195-muertos

http://www.webislam.com/?idn=12889

http://www.unhchr.ch/Huridocda/Huridoca.nsf/0/8b960f0401229d99802566f700417a8f?Opendocument

 

Deja un comentario

Archivado bajo No mirar

Dejarlos en paz…

Si pensamos en cocaína, inevitablemente pensamos en Colombia. Pero si pensamos en Colombia, también nos viene a la cabeza la imagen de militares, delincuecia, armas y destrucción. Todo con el trasfondo de la selva amazónica. La conciencia pública sobre los problemas en Latinoamérica no alcanza a comprender lo que sucede en este país de unos 45 millones de habitantes. Hugo Chávez, las FARC, narcotráfico, guerrillas, paramilitares, Uribe,… son muchos los protagonistas que ilustran la historia colombiana en la actualidad de los medios. Pero no todos aparecen.

 El conflicto armado -no declarado- que sufre Colombia desde hace más de 40 años ha tenido un claro perdedor: la población civil. Tras décadas de enfrentamientos entre grupos paramilitares, guerrillas y fuerzas de seguridad gubernamentales, no se ha logrado encontrar una posible salida. En los últimos veinte años más de 70.000 personas han sido víctimas de la espiral incesante de violencia, y entre 2 y 3 millones de personas se han convertido en desplazados. No sólo eso; en el conflicto colombiano el secuestro es moneda común. Más de 20.000 personas han sido secuestradas o tomadas como rehén en los últimos 10 años. Las cifras hablan por sí solas. Amnistía Internacional ha impulsado la campaña “¡Déjenos en paz!” en las que solicita al gobierno colombiano que cumpla con los acuerdos aprobados en las Naciones Unidas para el respeto de los derechos humanos. Entre otras cosas, denuncia:

 “Todas las partes en conflicto han cometido violaciones sistemáticas de los derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario, pero los paramilitares, en connivencia con el Ejército, son responsables de la mayoría de los homicidios de civiles, las desaparaciones y los casos de tortura en los últimos años … Las FARC han llevado a cabo ataques utilizando armas de forma desproporcionada e indiscriminada, acarreando la muerte de numerosos civiles”

La Guerra

Aunque el gobierno colombiano no quiere reconocerlo, el país vive en estado de guerra. Además de las víctimas mortales y colaterales, en el territorio operan 28 frentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), 6 frentes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), unas 21 bandas criminales organizadas y otras 55 estrucutras criminales relacionadas con el narcotráfico (generalmente, grupos paramilitares de ideología de extrema derecha). [ver mapa]. Es difícil declarar qué o quienes han mostrado buscar la paz, pues la corrupción baña hasta los estratos más altos del gobierno, pasando por cargos jurídicos y policiales. Los Derechos Humanos son pisoteados por todos los frentes en conflicto.

Breve historia colombiana

Desde su independencia a finales del siglo XIX, Colombia ha sido un caldo de cultivo perfecto para enfrentamientos políticos y militares. En 1902 se instaura un gobierno conservador que se mantiene hasta 1930, cuando el grupo liberal logra ascender al poder gracias a una coyuntura favorable. El sector conservador sigue haciendo una fuerte oposición al gobierno, hasta que en 1948 se produce el asesinato del líder liberal Jorge Eliecer Gaitán. Este acontecimiento favorece el afloramiento de la violencia en todo el país, comenzando por la revuelta en Bogotá (“el bogotazo”). A partir de este año, se instaura un sistema bipartidista, mal formado, en el que solo dos partidos pelean y las minorías ni siquiera son escuchadas. La violencia política se extiende y se mezcla con los primeros problemas acarreados por los cárteles de la droga. Entre 1948 y 1960, son víctimas unas 300.000 personas. Comienzan a surgir pequeñas “repúblicas independientes” a lo largo de todo el territorio, avalados por grupos guerrilleros o paramilitares. Estos grupos son los que, en la actualidad, han evolucionado hasta conformar el conflicto.

Caricatura sobre el Plan Colombia

Caricatura sobre el Plan Colombia

No hay que olvidar el dinero que mueve el narcotráfico. Colombia es el principal productor de cocaína del mundo, pero la Coca no siempre ha sido una droga de diseño moderna. Los indígenas consumen y defienden el cultivo de esta planta, pero es la motivación económica la que prima en los grupos de control de la zona.

Fuentes:

http://colombiadrogas.wordpress.com/category/farc/ (Recomendado)

http://www.cocasoberania.org/170620082.html (Recomendado, sobre los derechos indígenas sobre el cultivo de la Coca)

http://www.solidaritat.ub.edu/observatori/esp/colombia/marco.htm?pagina=./analisis/intro_conflicto.htm&marco=frame1.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Conflicto_armado_colombiano

Deja un comentario

Archivado bajo No callar

Destrucción Masiva

La campaña internacional contra el terrorismo está sirviendo de argumento para  crear y mantener las guerras de nuestro tiempo. Irak, Afganistán, Palestina, Irán, Korea del Norte, Colombia o Venezuela, son o algunos de los países cuyos conflictos, internos o externos, están relacionados con el terrorismo. La cuestión que Fuera de Agenda plantea es, ¿qué entendemos por Terrorismo?

La definición acordada, pactada y asentada sobre el término es, resumidamente: La violencia descargada contra la población civil por parte de un grupo organizado u otros independientes de un Estado. Por lo tanto, quiero hacer hincapié en el sentido filosófico de la palabra; terrorismo es terror, da igual por parte de quien o cómo. No es concebible que un bombardeo  asesinato selectivo gubernamental no sea considerado como violencia terrorista, y sí un atentado con armas similares por parte de una milicia o ejército clandestino.

Armas de destrucción masiva, el peligro terrorista

Unos 30 millones de personas han perecido en los diferentes conflictos armados que han sucedido en el planeta desde el final de la Segunda Guerra Mundial, 26 millones de ellas a consecuencia del impacto de armas ligeras. El balance es de 1 víctima por armas de gran potencial (entiéndase destrucción masiva), por cada 4 de arma ligera (incluyendo pistolas, rifles, ametralladoras, fusiles y subfusiles, lanzagranadas, cañones antiaéreos portátiles, cañones anticarro, lanzadores portátiles, misiles contracarro). Cada año más de medio millón de personas muere víctima de la violencia armada: una persona cada minuto.

Las campañas de desmantelamiento de armamento son defendidas por los países que fabrican las armas que en realidad resultan más destructivas. Países como EE.UU. e Israel condenan la capacidad militar de sus países no amigos, mientras ellos mismos financian ese poder con su industria y debilitan su equilibrio social facilitando armas a la población. Tambien hay que recordar que son estos países los que no se desprenden de sus programas nucleares y que, en muchas ocasiones, forman parte activa en los conflictos.  Una vez más, las razones económicas son el motor de esta cortina de humo.

El Negocio

UNIDIR ha identificado al menos a 300 compañías de 52 países que en 1994 fabricaban armas ligeras. De éstos, 22 eran países del Sur que producían bajo licencia, y 16 de ellos también exportaban. A pesar de ello, aproximadamente el 75% se fabricaron en los EEUU y la Unión Europea (Francia, Reino Unido y Alemania). Parte de este armamento está siendo enviado al conflicto del Congo que vuelve a supurar actualmente. Se estima que el mercado de armas mueve unos 150.000 millones de dólares al año, cantidad más que suficiente para acabar con la pobreza mundial y demasiada para saciar la avaricia de los gobiernos.

Por otra parte, cuando en una guerra se acumulan centenares de miles o millones de armas, la paz queda luego hipotecada por dicho arsenal, una parte del cual es posteriormente desviado y aprovechado por grupos terroristas, paramilitares, guerrillas, grupos criminales, ciudadanos privados o cuerpos privados de seguridad. El armamento ya utilizado no deja de fluir en el mercado.

Dos jóvenes guerrilleras con su rifle Kalashnikov. El "AK-47", fabricado principal en Rusia y  otros 14 paises, es el rifle más exportado del mundo. Desde su invención en 1947, se han producido unos 70 millones y están presentes en conflictos armados de 78 paises.

Dos jóvenes guerrilleras con su rifle Kalashnikov. El "AK-47", fabricado principalmente en Rusia y otros 14 países, es el rifle más exportado del mundo. Desde su invención en 1947, se han producido unos 70 millones y están presentes en los conflictos armados de 78 países.

España también produce armas ligeras. Pero aún más sorprendente es saber que fue uno de los primeros países de la historia en usar armas químicas contra la población civil. Desde 1923, fabricamos ingenios químicos tan peligrosos como gas mostaza y el agente VX. El complejo militar que las produce se ubica en pleno corazón del Parque Regional del Sureste en el municipio madrileño de San Martín de la Vega, apenas a tres kilómetros del complejo de ocio de la Warner, visitado diariamente por miles de personas.

 Según la campaña Armas bajo control, las exportaciones españolas de armas ascendieron en 2003 a 321,9 millones de euros, el cuarenta por ciento de los destinos de las armas españolas podrían estar violando el código de conducta de la UE. Una vez más, debemos exigir transparencia a nuestro gobierno en cuanto a su política internacional y sobre su postura en el mercado de armas ligeras.

 

 

Fuentes

Deja un comentario

Archivado bajo No mirar

Muerte en la niebla

Sigourney Weaver interpretó a la naturista Dian Fossey, en la película de 1988, Gorilas en la niebla. Fossey fue una reconocida científica que estudió a los gorilas de montaña en lo que hoy conocemos como Congo. Ambientada en los primeros años de los sesenta, impresiona la belleza de los paisajes que envuelven aquella historia, capaces de transmitir la incalculable biodiversidad de este territorio. Los gorilas y la naturaleza son, quizás, la única idea aproximada que los occidentales tenemos sobre cómo es el corazón de África. Pero hay más.

La República Democrática del Congo es el Estado del mundo que más veces ha cambiado de nombre. Cuna de cientos de etnias, y lugar de paso de otras tantas desde el inicio de la Humanidad, ha vivido convulsionada por guerras y siglos de expolio. Recientemente ha saltado a la Agenda Mediática nuevos enfrentamientos que están teniendo lugar entre el ejército rebelde, liderado por Laurent NKunda, y el gobierno actual de Joseph Kabila, hijo del anterior presidente asesinado Laurent Kabila. Para entender mejor este conflicto, conviene recordar brevemente la historia de la RDC.

El Congo fué un sólido régimen feudal-cazquiano de profunda raíz indígena. Cientos de pueblos lucharon por el control de las tierras y los recursos naturales (cobalto, cobre, cadmio, petróleo, carbón, diamante, uranio, germanio, radio, hierro, bauxita, oro y zinc). Fue el pueblo de los bantú el que prosperó y se fue haciendo poco a poco con el poder. En el siglo XV se consolidó como un poderoso Reino cuya riqueza residía en sus reservas; una rica variedad de materiales que pronto resultó apetecible para los belgas, que en 1908 colonizaron salvajemente el territorio. Aunque pudo ser cualquier otra potencia europea, Bélgica explotó los recursos hasta 1960, año en el que el dictador Mobutu instauraba un régimen autoritario y cambiaba el nombre al Congo Belga por Zaire.

En 1996 comienza la Primera Guerra del Congo, en la que Uganda y Ruanda apoyan al ejército rebelde de Kabila a derrocar al dictador. Se establece la República Democrática del Congo, gracias en parte al desequilibrio ocasionado por las migraciones de los desplazados hutus del Genocidio Ruandés. Rápidamente comienza la Segunda Guerra del Congo fraguada en las consecuencias de este conflicto: Ruanda y Uganda ahora pretenden acabar con Kabila, pero a éste le apoyan Zimbabwe, Namimbia, Angola, Chad y Sudán. Tras años de intermitentes enfrentamientos, los combates de la llamada “Guerra Mundial Africana” se enfriaron definitivamente en 2006, cuando se han cobrado la vida de más de cuatro millones de personas y han sumido al país en la pobreza. Se convierte en el conflicto armado con más víctimas mortales desde la Segunda Guerra Mundial. Actualmente se ha firmado una tregua desde que el pasado 11 de noviembre, nuevos combates entre las fuerzas gubernamentales y el ejército opositor han provocado 250.000 desplazados, provocando un desastre humanitario.

Cooperantes en el este de Congo estaban tratando de localizar y ayudar a miles de personas desplazadas por los combates después de que encontraran campos de refugiados vacios en zona rebelde, y sus ocupantes se desvanecieran entre los arbustos. En la imagen, un grupo de peronas observa un camión cargado de soldados congoleses a las afueras de Goma, el 2 de noviembre de 2008. REUTERS/Les Neuhaus

Cooperantes en el este de Congo estaban tratando de localizar y ayudar a miles de personas desplazadas por los combates después de que encontraran campos de refugiados vacíos en zona rebelde, y sus ocupantes se desvanecieran entre los arbustos. En la imagen, un grupo de peronas observa un camión cargado de soldados congoleses a las afueras de Goma, el 2 de noviembre de 2008. REUTERS/Les Neuhaus

¿Cual es el motor de esta guerra?

El control de los recursos es, como en la mayoría de las ocasiones, la causa del conflicto. Además del control del Coltan (del que los medios ya han hablado), son blanco otras materias como el petróleo, el diamante y los materiales con propiedades radiactivas (de las montañas Virunga se extrajo el Uranio de las bombas de Hiroshima y Nagasaki). El Ejército ruandés traslada en camiones el mineral a Ruanda, donde es tratado en las instalaciones de la Somirwa (Sociedad Minera de Ruanda), antes de ser exportado. Los últimos destinatarios son Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica y Kazajstán. La compañía Somigl (Sociedad Minera de los Grandes Lagos), tiene el monopolio en el sector; es una empresa mixta de tres sociedades: Africom (belga), Promeco (ruandesa) y Cogecom (surafricana). Entrega 10 dólares por cada kilo de coltan exportado al movimiento rebelde Reagrupación Congoleña para la Democracia (RCD), que cuenta con unos 40.000 soldados, apoyados por Ruanda. “Con la venta de diamantes -ha declarado el mismo Adolphe Onusumba, presidente de la RCD- ganábamos unos 200.000 dólares al mes. Con el coltan llegamos a ganar más de un millón de dólares al mes”.

Debemos recordar la responsabilidad de las empresas europeas en este tipo de conflictos, y sobre todo, los medios deben profundizar en la postura de nuestros gobiernos respecto a ellos.

Más en:

http://translate.google.es/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.cbsnews.com/stories/2008/01/11/60minutes/main3701249.shtml&prev=/translate_s%3Fhl%3Des%26q%3Dla%2Bguerra%2Bdel%2Bcongo%26tq%3Dthe%2Bwar%2Bin%2BCongo%26sl%3Des%26tl%3Den

http://www.swissinfo.ch/spa/noticias/internacional/El_lider_rebelde_del_Congo_accede_a_apoyar_el_proceso_de_paz.html?siteSect=143&sid=9976396&cKey=1226842926000&ty=ti

Fuentes:

http://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/los-enfrentamientos-causan-una-tragedia-humanitaria/

http://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Democr%C3%A1tica_del_Congo#Econom.C3.ADa

http://www.swissinfo.ch/spa/noticias/internacional/El_lider_rebelde_del_Congo_accede_a_apoyar_el_proceso_de_paz.html?siteSect=143&sid=9976396&cKey=1226842926000&ty=ti

http://www.ecoportal.net/content/view/full/30800

Deja un comentario

Archivado bajo No callar

Palestina, el conflicto eterno

Puede que el conflicto armado de Oriente Próximo nos resulte demasiado familiar para este blog. Pero es precisamente por esta razón, el que cada vez estemos más acostumbrados a escuchar las dispersas noticias que nos llegan desde allí, que se hace más importante recalcar las informaciones más importantes y citar las que no tienen repercusión.

El conflicto árabe-israelí se inicia en 1948 cuando las recién creadas Naciones Unidas, con el Reino Unido como principal interesado, decide instaurar un nuevo Estado israelita en plena Palestina. Los judíos supervivientes del Holocausto nazi, y otros muchos llegados desde todo el mundo, pronto poblaron los territorios ocupados que, según la religión judía, les correspondían de pleno derecho. En consecuencia, muchos de los primeros palestinos desplazados, unos 750.000, se unieron a las milicias y ejércitos de otros países árabes que se opusieron al nuevo Estado, representante militar de occidente. Se inicia en este mismo año una guerra que ha tenido decenas de capítulos, pero que nunca ha terminado. Se puede conocer mejor la cronología de este conflicto en la página de la ONU.

Sesenta años después la situación es prácticamente insostenible.Además de la escisión política de los dos territorios palestinos, el bloqueo de la ayuda humanitaria  efectuado por el gobierno hebreo, el deficiente sistema sanitario que afecta a un 65% de la población y la muerte incesante de civiles se suma ahora el olvido internacional.  Palestina sobrevive gracias a la ayuda humanitaria internacional. Pero desde que Hamás, grupo islamista sunní, ganara las elecciones democráticas celebradas en 2006, el gobierno hebreo ha bloqueado la entrada de dicha ayuda, condenando a la población palestina a morir de hambre entre las fronteras fortificadas. Se conocen las posturas político-ideológicas de los bandos, pero la opinión pública ignora gran parte de los hechos.

Más de 8.000 presos palestinos se agolpan indefinidamente en cárceles israelíes, condenados o a la espera de juicio. La construcción del muro de hormigón, de entre 6 y 8 metros de altura a lo largo de la frontera, expropia terreno propiedad de la Autoridad Palestina, engullendo poblados y, estratégicamente, reservas hidrológicas. Este dique es el principal culpable de la desescolarización y del aumento del paro en Palestina, ya que los pasos vigilados hacia Israel estan disgregados y no siempre abiertos (incluso cuando los militares judíos permiten el paso a algunas personas, muchas son excluídas sin razón aparente. Todo aquel que obtenga el consentimiento a cruzar la frontera, deberá someterse a un exhaustivo registro). Según el informe ofical del tribunal de La Haya:

A – “La construcción del muro que está elevando Israel, la Potencia ocupante, en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental y sus alrededores, y su régimen conexo, son contrarios al derecho internacional.”

B – “Israel tiene la obligación de poner fin a sus violaciones del derecho internacional; tiene la obligación de detener de inmediato las obras de construcción del muro que está elevando en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental y sus alrededores, desmantelar de inmediato la estructura allí situada, y derogar o dejar sin efecto de inmediato todos los actos legislativos y reglamentarios con ella relacionados, de conformidad con el párrafo 151 de la presente opinión.”

C – “Israel tiene obligación de reparar los daños y perjuicios causados por la construcción del muro en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental y sus alrededores.”

D – “Todos los Estados tienen la obligación de no reconocer la situación ilegal resultante de la construcción del muro y de no prestar ayuda o asistencia para el mantenimiento de la situación creada por dicha construcción; todos los Estados partes en el Cuarto Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra de 12 de agosto de 1949 tienen además la obligación, dentro del respeto por la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional humanitario incorporado en dicho Convenio. Las Naciones Unidas, y en especial la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, deberían considerar qué medidas adicionales son necesarias para poner fin a la situación ilegal resultante de la construcción del muro y el régimen conexo, teniendo debidamente en cuenta la presente Opinión Consultiva.”

El muro de hormigón en un tramo de los, aproximadamente, 700 kilómetros que ya están construidos.

El muro de hormigón en un tramo de los, aproximadamente, 700 kilómetros que ya están construídos.

Este último punto es importante, pues no hay que olvidar la influencia de los Estados Unidos en la contienda. El Estado de Israel hace caso omiso a la comunidad internacional, pero es, desde su nacimiento, el hijo predilecto de Norteamérica. Gran parte de su potencial militar actual se desarrolla gracias a las aportaciones económicas estadounidenses (Israel destina alrededor del 20% de su presupuesto nacional a gastos de defensa).

En definitiva, la supervivencia del Estado judío durante sus primeros años estuvo sustentada por el armamento americano, y en la actualidad se ha establecido una relación directa de intereses entre los dos países: Israel diseña nuevo armamento con fondos americanos, el cual comparte con su socio. Y, por supuesto, están los lobbys empresariales judíos que representan un importantísimo grupo de presión política en EE.UU. . Las últimas noticias no son demasiado alentadoras; Hillary Clinton, dias antes de acabar su carrera presidencial, respondía ante el cuestionario del American Jewish Committee  que “el muro es necesario, debido a la negativa de las autoridades palestinas a combatir el terrorismo”. Además, el nuevo asesor del presidente Obama, Rahm Emanuel, es hijo de un devoto sionista israelí de origen ruso que ya trabajó para la administración Clinton.

1 comentario

Archivado bajo No mirar